Cruz Azul se despedide de su capitán Gerardo Torrado

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=torrado&iid=8428200″ src=”c/a/0/a/BICEN_SOC_TORRADO_7e2b.JPG?adImageId=12097512&imageId=8428200″ width=”380″ height=”532″ /]

Una gran cantidad de abrazos en el vestidor conformaron la despedida de los jugadores de Cruz Azul para su capitán Gerardo Torrado.

Antes de ello, el contención de la Máquina abandonó la cancha del Estadio Azul mientras la barra le gritaba ¡Venga, Torrado!, el sonido local le deseaba suerte en el Mundial y él saludaba hacia las gradas.

“Por eso también era especial (el triunfo) porque queríamos que se fuera con una victoria y creo que se lo merece”, dijo Christian Giménez.

“En el vestidor hubo abrazos, lo bañamos un poquito con algo que no se puede decir”.

Más allá de la alegría por Torrado, el “Chaco” agradeció la generosidad de Emanuel Villa por haberle dado el pase para el gol, su primero en casa, aunque aclaró que su mayor felicidad se debía al triunfo frente al Querétaro, que los mantiene en la lucha por la punta del Grupo 3.

Giménez agregó que este resultado significa una motivación especial para enfrentar a Pumas el próximo martes en la Vuelta de la Semifinal de la “Concachampions” en el Estadio Azul.

En tanto, el DT Enrique Meza explicó que no haber convocado a elementos como Melvin Brown y Fausto Pinto, o dejar de inicio en la banca a Emanuel Villa y Cristian Riveros, se debió a la rotación que obliga disputar 2 torneos.

El “Ojitos” reconoció que su equipo falló varias veces frente al arco de los Gallos Blancos, pero destacó que eso se debió a las llegadas de peligro que pudieron construir.

De cualquier modo, el estratega aceptó que la presión por ganar no justifica todos los balones que perdieron sus jugadores.

Anuncios