El traspaso de Javier Hernández una “negociación ejemplar”

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=guadalajara&iid=8467191″ src=”1/0/b/f/Mexican_Striker_Chicharito_645f.jpg?adImageId=12291984&imageId=8467191″ width=”500″ height=”272″ /]

El interés por el ariete no es nuevo, el United lo detectó desde el Tri Sub 17 que se preparaba para el Mundial de 2005, y del cual fue cortado, al preferir “Chucho” Ramírez a Carlos Vela.

Lo observaron a él y a Andrés Guardado, quien terminaría en el Deportivo.

Pero ya no hubo seguimiento, hasta septiembre pasado, cuando Marco Garcés regresó de estudiar Ciencia y Deporte durante 4 años en Liverpool, donde hizo una gran amistad con Jim Lawlor, el scout en jefe del United.

Garcés, ex jugador de Chivas, Tuzos y Cruz Azul, es el Coordinador de Investigación de la Universidad del Futbol, del Pachuca.

“A mi regreso me pidieron informes de jugadores que pudieran jugar (en la Premier); le sugerí a varios del Pachuca y a algunos otros, el ‘Chicharito’ entre ellos”, expresó.

Desde Manchester, Lawlor siguió a Hernández y vino a verlo. Garcés, casado con una tapatía, le pidió a su cuñado, Juan Ramón Covarrubias, que moviera a su amigo por Guadalajara.

El primer partido que vio fue contra el Atlante, en la Fecha 5, el 13 de febrero, en el que “Chicharito” anotó un gol. Lawlor volvió para el juego ante el Puebla, el día 20, en el que jugó 31 minutos por una lesión.

Pero el 3 de marzo tomó la decisión, cuando con el Tri el “Chicharito” superó por aire a un defensa mucho más alto para meter el primer gol de ese 2-0 ante Nueva Zelanda.

“Ahí se convencieron”, recordó Covarrubias.

Lawlor regresó a Manchester para realizar los trámites y luego contactó a Jorge Vergara para evitar intermediarios. Covarrubias consiguió una cita con el dueño del Rebaño para el lunes 22.

El representante del jugador, Eduardo Hernández, sólo fue informado de los avances.

“Vergara siempre se mostró abierto; eso sí, dijo que al único club que se lo vendería sería a uno como el Manchester United y que no lo hacía por dinero, sino por el bien del jugador y del futbol mexicano”, agregó Covarrubias.

En las pláticas sólo participaron Vergara y personal del United. Ni Covarrubias ni Garcés se llevaron un peso. Es a lo que Jorge se refería cuando habló, en la presentación, de una “negociación ejemplar”.

El domingo 28, Vergara se reunió con un abogado del ManU y llegaron a un acuerdo; el jugador lloró al enterarse de su pase. Acordaron presentarlo hasta ayer.