Alemania Vence 4-0 a la selección de Australia.

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=alemania+vs+australia&iid=9105104″ src=”http://view1.picapp.com/pictures.photo/image/9105104/africa-ozil/africa-ozil.jpg?size=500&imageId=9105104″ width=”500″ height=”333″ /]

Un concierto de futbol fue lo que el cuadro alemán ofreció este día, afinó sus instrumentos, tocó sin errores y al ritmo de la batuta, en manos de Joachim Low, hicieron vibrar el corazón de su público en todo momento.

Lukas Podolski fue quien mejores notas ofreció en este recital, al poner el primer gol en el minuto 8 y repartir juego para todos su compañeros. Se convirtió en el designado de darle vida dentro de la cancha a los germanos.

Quien dio la gran nota, fue Miroslav Klose, que con su gol al 26′, con un gran remate de cabeza, se puso a sólo cuatro tantos del brasileño Ronaldo, máximo anotador en la historia de los Mundiales con un un total de 15.

La música alemana subió sus decibeles en el segundo tiempo, y al mismo tiempo se hizo más agradable, sus pases se hicieron más precisos y su contundencia letal, los australianos estaban prácticamente borrados.

Un gran solo de Thomas Muller a los 67 minutos, maravilló a los asistentes y los puso de pie, cuando el jugador hizo un gran recorte cerca del área, la prendió con fuerza y la puso en la red, el concierto estaba en su clímax y aún faltaba.

Al entrar de relevo por Miroslav Klose, el encargado de comenzar la última parte del musical encuentro, fue Cacau, que al 71 puso el 4-0 y firmó la primera goleada de Sudáfrica 2010.

Para despedir a su seguidores que los aclamaban desde la tribuna, los pupilos de Low simplemente cerraron el concierto con toques suaves, precisos y sin prestarle el balón al rival.

Anuncios